Friday, January 21, 2011

EL ZOCO DE LAS SEDAS



¿Recuerdas que traía mínimos caracoles,
con cera de cardamomo sujetos al cabello?


Me tendrás presente
aunque a tu lado no viaje,
porque habré sido aquella
que se cruzó contigo
entre los idus de marzo
en el zoco de las sedas.


la que dijo despacio
-sígueme extranjero-
sabiendo lo inevitable:
alojó tu lengua,
reptó tu espalda,
ensalivó tus índices,
sostuvo en tu boca
el tatuaje de sus senos,
agonizó tu cintura
en el cepo de sus muslos.


La que dijo despacio
-cuídate extranjero de la hija de Leda,
de vestales huérfanas,

de silentes sirenas
.-


¿Recuerdas que traía mínimos caracoles
con cera de cardamomo sujetos en el pelo?

4 comments:

Amanda said...

Muy hermoso... la mezcla justa de femineidad y sensualidad que es tan grata de ver y encontrar en cualquier forma.
Muy linda la imagen de caracoles en el pelo.........................

Víctor Manuel Guzmán said...

Leyendo el poema, frente a mi se extiende el mundo de la mujer de la esperanza y el dolor.
Felicitaciones mi querida Wilma, eres una gran escritora.
con mi admiración
Víctor Manuel

beyce said...

Bella poesía en donde la sensualidad se ajusta al ritmo y a la musicalidad.
Un abrazo en poesía
Bertha Carou

José Valle Valdés, Pichy said...

todo un placer leerte, amiga. Beso
Pichy