Sunday, September 25, 2011

DEDUCIR AMOR




Incontables fracciones
se agolpan, se requieren,
en jarras de contento:
vierten lucerías,
aromas, fiebres azules.


Tras el imperio del frío,
como puñados de mica
fosforecen recuerdos.


Develar aún deseo,
deducir, todavía amor.
Concluirse enamorada,
ungida por las rosas
proscritas del tiempo.

2 comments:

Amanda said...

Tus rosas atemporales no discriminan a la hora de homenajear al amor.
Qué bello mensaje!
En todo tiempo, sin que importe lo de moda o le que piense el resto, nosotras podemos deducir...AMOR.

Saludos Wilma...y un beso.

Gastón Segura said...

Sutil, Wilma, sutil.